El sistema legal es un sector complejo e intrincado que requiere traducciones exactas y sin defectos. Las leyes, los códigos y los sistemas son culturalmente dependientes y, por lo tanto, requieren traducciones perfeccionadas para que el mensaje sea coherente y evitar errores potencialmente perjudiciales.

  1. La seguridad y la sensibilidad de los documentos

Frecuentemente, los documentos legales pueden contener información más sensible que otros documentos comunes y, por lo tanto, requieren un proceso más seguro. Desde la información para las partes interesadas hasta las traducciones juradas, es muy importante que se respeten las normas y reglamentaciones y que la información sensible se mantenga confidencial, pues de lo contrario su empresa podría sufrir consecuencias indeseadas.

Recurrir a una empresa de traducciones digna de confianza y fiable le dará a usted la seguridad de que sus documentos están seguros y que su confidencialidad será una prioridad.

 

  1. Traducciones especializadas e idóneas

En la elección de un traductor adecuado para su proyecto, hay más aspectos a considerar que la fluidez estándar en el idioma requerido. Aunque esto es importante, los documentos legales requieren un enfoque más profundo y necesitan un traductor con idoneidad en contenidos legales para producir trabajo de alta calidad.

La terminología legal puede ser difícil y compleja, por eso es esencial contar con una empresa de traducciones que tenga traductores profesionales e idóneos. Es importante que su traductor tenga plenas calificaciones y un sólido historial legal con profunda comprensión de la terminología legal relevante.

 

  1. El contenido traducido debe ser fiel al original

En el proceso de traducir documentos legales, no hay margen para errores o malentendidos. Es primordial que el contenido legal traducido permanezca completamente exacto e idéntico al texto fuente original.

Además, los aspectos tales como el tono y el fraseo deben también mantenerse exactamente iguales. Cuando una parte del contenido tiene una intención de severidad e importancia, es esencial que esta no se pierda en el proceso de traducción y que el mensaje original se mantenga exactamente igual.

 

  1. La exactitud es clave

 Como se mencionó previamente, la exactitud y la fidelidad de los documentos legales traducidos son esenciales. Incluso una sola palabra equivocada podría cambiar completamente el significado previsto del proyecto y causar consecuencias irreversibles, que podrían dañar a su empresa y reputación.

Y además, la gramática es particularmente importante en términos de exactitud. La gramática afecta en gran medida las maneras en las que se pueden interpretar las frases y las oraciones. Por eso la exactitud en esta área es primordial en contratos y documentos legales vinculantes.

 

  1. Diferentes tipos de documentos

 Desde los contratos hasta los acuerdos de revelación, todos los casos y documentos legales tienen requisitos diferentes, según la cantidad de palabras traducidas involucradas, marcos de tiempo y otros diversos factores.

Es importante considerar meticulosamente el tipo de método de traducción que resulte más adecuado para su proyecto. Por ejemplo, la Traducción a Máquina  es ideal para los casos en que usted tenga un elevado volumen de contenido legal que requiera ser traducido rápidamente, aunque para casos más intrincados podría ser más conveniente la traducción normal o la Traducción a Máquina con edición posterior.

Invertir en una empresa profesional de traducciones lo podrá ayudar a hacer la elección correcta en lo que respecta al tipo más adecuado de traducción.

 

thebigword posee una excelente comprensión de las necesidades idiomáticas del sector legal. Reconocemos que cada cliente es único y tiene sus propios procedimientos específicos en relación a los flujos de trabajo y procedimientos operativos. Visite nuestra página de servicios legales y vea cómo podemos ayudarle.