La traducción es un elemento enormemente importante de la sociedad actual. Ha existido desde los primeros tiempos de la interacción humana, jugando un papel fundamental a la hora de derribar barreras culturales. En la actualidad, está presente en muchos de los aspectos de nuestro modo de vida, desde las compras por Internet hasta el mundo laboral. No obstante, es fácil olvidar la importancia de la traducción y su sentido hasta que nos enfrentamos a una situación en la que no está disponible. Por ejemplo, no poder acceder a información sobre un producto en nuestro idioma materno en un supermercado. Hoy en día, esto se ha convertido en una norma social.

La demanda de servicios de traducción continúa evolucionando a gran velocidad. La traducción ayuda a derribar barreras de comunicación y sirve de nexo de unión en el mundo empresarial y comercial, especialmente en la era de Internet y la conectividad digital. El proceso de traducción ha realizado un complejo viaje desde que se utilizó por primera vez y se encuentra actualmente integrado en su totalidad en nuestra vida cotidiana.

¿Dónde comenzó todo?

La palabra «traducción» proviene del término latino «traducere«, que significa simplemente «hacer pasar de un lugar a otro”. A partir de este único dato, está claro que la necesidad de traducción ha predominado durante mucho tiempo, ¡mucho más del que podamos recordar! En realidad, la traducción es anterior a la Biblia y se introdujo por primera vez para superar barreras de comunicación y diferencias geográficas con fines comerciales.

La emergencia de diversos grupos de idiomas en un amplio ámbito geográfico originó problemas de comunicación. Los negocios y el comercio resultaban imposibles debido a la falta de métodos de comunicación, por lo que era necesario un nuevo sistema para superar estas barreras, de ahí que se introdujera la traducción e interpretación.

Su popularidad aumentó dado el incremento de su utilidad en otros campos, especialmente el de los textos religiosos y de la Antigua Grecia. La religión ha jugado un papel particularmente importante en el desarrollo de la traducción. A medida que la religión avanzaba y su popularidad aumentaba, los textos religiosos debían estar disponibles en diversos idiomas para poder difundir su importante mensaje y fomentar la fe.

Resulta de sobra sabido que uno de los primeros textos religiosos traducidos en el mundo occidental fue el Antiguo Testamento, que se tradujo del hebreo al griego, en el siglo III a.C. Este hecho revolucionó el uso de la traducción, que demostró ser una herramienta ampliamente necesaria para superar las barreras de la comunicación y propició su uso a largo plazo en muchos otros campos.

Un significativo número de años después, el aumento de los servicios de traducción se produjo de la mano del crecimiento observado durante la Revolución Industrial. A medida que la economía evolucionaba a gran ritmo durante este periodo, las nuevas oportunidades de negocios, expansión y éxito global se intensificaban a un ritmo igualmente rápido. La creación de nueva maquinaria abrió oportunidades totalmente nuevas de inversión y expansión global en el sector empresarial.

Para lograr el crecimiento e introducirse en mercados extranjeros, los materiales empresariales debían traducirse y adaptarse a diferentes audiencias, de ahí que la necesidad de servicios de traducción aumentase. La inversión en traducción permitió significativas mejoras en sus procesos, conduciendo así a su actualización y modernización con respecto a sus antiguas aplicaciones en textos religiosos y de la Antigua Grecia.

La traducción en la actualidad

Los servicios de traducción han seguido desarrollándose con el aumento del uso de Internet y la tecnología digital. Con la continua expansión de los negocios internacionales, numerosos sectores reconocen la necesidad de comunicarse con mercados extranjeros, algo que no podría suceder sin recurrir a servicios de traducción. Desde materiales de marketing a información sobre productos, resulta razonable sugerir que la única forma de lograr el éxito en la sociedad actual es dirigiéndose a un público más amplio y comprendiendo diferentes culturas.

Es importante considerar además cómo los usos de los servicios de traducción han aumentado. Aunque en sus orígenes la traducción estaba destinada a los negocios y el comercio, la traducción es actualmente primordial en aspectos como el ámbito laboral y el turismo. Toda empresa que busque un personal diverso se debe adaptar a aquellos con un idioma materno distinto. Sin la traducción, la comunicación de aspectos importantes a nivel laboral como las instrucciones de salud y seguridad o las normas de la compañía podría convertirse en una tarea particularmente difícil.

De manera similar, los servicios de traducción se han convertido en un aspecto esencial del turismo. Desde el punto de vista turístico, resulta fundamental para disfrutar tranquilamente del tiempo que pasamos en otro país, siendo los desafíos relacionados con el idioma como las direcciones, la lectura de menús, etc., ligeramente más sencillos gracias a la traducción y la tecnología. Pese a sus comienzos, los servicios de traducción ya no sólo se emplean con fines empresariales y comerciales. Es importante reconocer el gran número de sectores y ámbitos distintos que han mejorado mediante el uso de la traducción.

La tecnología moderna incrementa enormemente las capacidades de la traducción para adaptarse a las necesidades humanas en una acelerada sociedad digital. Antiguamente, la traducción se realizaba palabra por palabra de manera literal, pero los servicios de traducción se han adaptado a innovadores sistemas, empleando software como la traducción automática para traducir diversos idiomas de una sola vez.

Descubra más sobre nuestros servicios de traducción en línea o póngase en contacto con nosotros por consultas sobre sus necesidades de traducción.

Emily Bell

Ejecutiva de Comunicación