El sector automotriz es más próspero que nunca. Las transformaciones digitales, las nuevas tecnologías y la gran variedad de funciones de los automóviles y vehículos a motor avanzan de manera continua, de ahí que el mercado automovilístico aumente y vea ante sí numerosas oportunidades, principalmente para fabricantes y LSP (proveedores de servicios lingüísticos). Solo en EE.UU., el sector automotriz finalizó 2018 con 17.3 millones de nuevos vehículos vendidos.[1]

Los automóviles han dejado de ser anticuados vehículos de cuatro ruedas que le llevaban de A a B con funciones básicas y diseños simples. Las nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial, el reconocimiento de voz y el futuro cercano de vehículos completamente autodirigidos están mejorando enormemente la experiencia de manejo.

El desarrollo de vehículos inteligentes como los fabricados por Tesla está al alza. ¡De hecho, se prevé que en 2020 existan 1 millón de vehículos autónomos autodirigidos en las carreteras! [2]  Con el desarrollo de los vehículos inteligentes viene la integración de tecnología de IA como Alexa de Amazon, Google Assistant, Siri y Cortana, y en consecuencia una mayor necesidad de servicios de traducción e interpretación.

Ahora puede dar órdenes e instrucciones a su coche a través del control de voz, haciendo que sea fundamental para los fabricantes de coches ofrecer esta característica en diversos idiomas. Por tanto, esto significa una gran demanda de LSPs para disponer de un sistema inteligente integrado y totalmente accesible. No tiene demasiado sentido invertir grandes cantidades de dinero en un coche inteligente para no poder disfrutar totalmente de las características de tipo ‘Alexa’.

Además del aspecto tecnológico, el resto de las ventajas «tradicionales» de disponer de un auto, también requieren la participación de un Proveedor de Servicios Lingüísticos (LSP). Desde realizar la compra del vehículo hasta su mantenimiento general, existe numerosa documentación que debe facilitarse al propietario, tales como los manuales de usuario, contratos e información sobre garantía. Y es esencial que dicha información se encuentre en el idioma del mercado local. Los mensajes e instrucciones fundamentales se deben comunicar correctamente para evitar potenciales problemas que pudieran llegar a producirse.

En thebigword invertimos continuamente en nuestros servicios de traducción y tecnología para apoyar al mercado automotriz. Trabajamos con diversos clientes del sector, entre ellos Ford Motors, Honda, Mazda, Pirelli y Toyota, por nombrar algunos. En los tres últimos años, hemos traducido más de 13 millones de palabras a 46 idiomas solamente en este sector.

Nuestros contactos y procesos totalmente automatizados permiten al sector automotriz ofrecer sus vehículos en diversos mercados en un tiempo récord.

Podemos ayudarle a traducir y localizar su contenido automotriz y ayudar para que su empresa logre el éxito en el mercado internacional. Visite nuestra página automotriz para obtener más información.

 

[1] https://knowledge.wharton.upenn.edu/article/the-u-s-auto-industry-in-2019-twists-turns-and-bumps-ahead/

[2] https://www.topgear.com/car-news/electric/self-driving-teslas-might-be-thing-2020